logo-inverso

Quiropráctico Juan Alonsoc/ valentín olano 1, bajo,
20006, donostia - san sebastián
tfn: 943 42 27 27 
fax: 943 43 04 98 

La Quiropráctica para embarazadas

En el caso de la mujer embarazada, el cuidado quiropráctico es esencial. Sus sistemas y órganos trabajan para dos seres y es fundamental que funcionen de forma óptima para el desarrollo del bebé. La columna vertebral y la pelvis de la futura madre sufren muchos cambios y aumenta el riesgo de interferencia en el sistema nervioso.

Una pelvis bien equilibrada contribuye a un crecimiento adecuado del útero, proporcionando al bebé el espacio necesario.

Además, debido al estrés de la vida diaria de la madre y al trauma al que se ven expuestas su pelvis y columna, su apertura pélvica puede verse afectada, convirtiéndose en un canal no apto para el paso del bebé. Cualquier contracción de los diámetros pélvicos (cuando se desplaza el sacro por ejemplo) disminuye la capacidad de la pelvis y puede ocasionar dificultad durante el parto.

¿Cómo se benefician las mujeres embarazadas de la Quiropráctica?

No hay otro momento en la vida de una mujer donde la increíble capacidad de adaptación del cuerpo humano sea tan evidente como durante el embarazo. Los cambios fisiológicos que acompañan este proceso son asombrosos, y se dirigen a crear un ambiente óptimo para el desarrollo del embrión.

Este proceso no se despliega a la perfección a menos que el sistema nervioso funcione correctamente, ya que es éste quien controla, dirige y coordina nuestro desarrollo desde la misma concepción.

Por eso es muy importante que la madre se beneficie de un cuidado quiropráctico lo antes posible y mantenga su sistema nervioso libre de interferencias.

El sistema nervioso es tan importante que las primeras células en diferenciarse, unas 7 horas después de la concepción, son las que forman el cerebro y la médula espinal.

Un momento de cambios

Durante el embarazo el cuerpo está sometido a mucho estrés, tanto físico (cambio del centro de gravedad, aumento y disminución rápido de peso, estiramiento de los ligamentos, etc), como químico (cambios hormonales, etc), y emocional (temores, expectativas, cambios en el estado de ánimo, etc).

El aumento gradual del volumen y peso del futuro bebé causa distorsiones en la pelvis, que requieren ser analizadas periódicamente para conseguir que el aporte por parte de la madre a nivel neurológico sea el óptimo, y así lograr que el desarrollo del bebé sea el idóneo.

La posición de la pelvis también va a incidir en el tamaño del canal a la hora el parto. Esta es una razón más para asegurarse de que la pelvis esté bien alineada a la hora del nacimiento.

Los ajustes quiroprácticos pueden ser recibidos con total seguridad hasta el mismo día del parto.

La quiropráctica ayuda a las mujeres a recuperarse y mantenerse en su mejor nivel de salud, antes, durante y después del embarazo.

El cuidado quiropráctico regular y preventivo durante el embarazo permite a tu cuerpo optimizar sus recursos y prepararlo mejor para el parto.

Para crear una nueva vida es esencial liberar en ti la misma fuerza vital que construyó tu cuerpo y lo sigue manteniendo vivo y sano.

logo-inverso

c/ valentín olano 1, bajo,
20006, donostia - san sebastián
tfn: 943 42 27 27 
fax: 943 43 04 98 

Quiropráctico Juan AlonsoQuiropráctico Juan Alonso. Graduado en quiropráctica por la Universidad de Palmer en Marzo de 2001, y fisioterapeuta colegiado en España.