logo-inverso

Quiropráctico Juan Alonsoc/ valentín olano 1, bajo,
20006, donostia - san sebastián
tfn: 943 42 27 27 
fax: 943 43 04 98 
email

La sopa de Miso

La sopa de Miso

Una buena alimentación es también fundamental para mantener un sistema inmunológico fuerte. Esta vez os queremos proponer una sabrosa y sencilla receta adecuada para ello. Se trata de una sopa de miso, un alimento de origen muy antiguo, proveniente de las culturas china y japonesa, con grandes beneficios para nuestra salud.

EL VALOR DEL MISO

  • Nos provee de bacterias beneficiosas para el intestino, que nos ayudan a digerir y asimilar los alimentos.
  • Contiene nutrientes importantes en abundancia tales como calcio, fósforo, hierro, potasio y magnesio.
  • Otros minerales necesarios como el azufre y cobre se encuentran en cantidades menores pero igualmente importantes.
  • Es una excelente fuente de proteína.
  • Es alcalinizante de la sangre y vigorizante del sistema nervioso.
  • Tomando miso habitualmente se adquiere resistencia ante las enfermedades.

DÓNDE Y CÓMO ENCONTRAREMOS EL MISO

Es un alimento con textura de paté que podemos comprar en herboristerías. El miso puro lo encontraremos en diferentes formatos: tarro de cristal o paquetes de plástico, y también en unos cómodos sobres, donde la mezcla de la sopa está ya preparada, sólo hay que hervirla en agua, es muy práctico.

Los 3 tipos de miso más comúnmente utilizados son:

  • Soja, sal y agua.
  • Soja, arroz, sal y agua.
  • Soja, cebada, sal y agua.

Los 2 últimos son los más recomendables ya que contienen aminoácidos esenciales que la proteína de soja por sí sola carece.

PREPARACIÓN DE LA SOPA:

Ingredientes: (para 4 personas)

  • 2 cebollas
  • 4 zanahorias
  • ¼ de berza
  • miso

Trocear las 3 verduras en forma de bastoncillos finos. Rehogar primero la cebolla 2 minutos y la zanahoria después. Añadir agua ya caliente en abundancia y hervir 15 minutos a fuego lento. Cuando éstos hayan transcurrido agregar la berza y seguir en ebullición 8 minutos más.
Entre tanto, diluir una cucharada sopera de miso en un bol de agua caliente de la propia sopa que se está cociendo.
Apagar el fuego y cuando el agua deje de hervir verteremos el contenido del bol removiéndolo. Si dejamos que el miso hierva las bacterias morirán y ¡el miso perderá sus propiedades!


* No hace falta sal en esta receta porque el miso es suficientemente sabroso.

¡No esperes más! Reserva ya tu cita

Los campos marcados con * son obligatorios
logo-inverso

c/ valentín olano 1, bajo,
20006, donostia - san sebastián
tfn: 943 42 27 27 
fax: 943 43 04 98 
email

Quiropráctico Juan AlonsoQuiropráctico Juan Alonso. Graduado en quiropráctica por la Universidad de Palmer en Marzo de 2001, y fisioterapeuta colegiado en España.

Boletines

Nombre

Email